En muchas ocasiones debido al ajetreo de la vida de oficina no contamos con una alimentación saludable y es más sencillo (además de delicioso) salir por unos tacos o garnachas cerca de la oficina, sin embargo, esto tiene grandes repercusiones en la salud. Por eso conoce 5 recetas para comer bien y rico aunque estés en la oficina.

Yogurt con fruta. Es algo sencillo y duradero que en ocasiones la pereza es su enemigo, ya que solo hay que dejar en un molde la fruta de nuestra preferencia y colocar el yogurt antes de salir de casa.
Pollo con ensalada. En este caso podemos dejar preparado el pollo por una parte y los vegetales de nuestra elección en otro molde para que en caso de desear el pollo caliente para comer no se caliente todo junto.
Sándwich. Es común que se aplaste o apeste por esto es recomendable realizarlo sin aderezos y llevarlos estos aparte para que podamos disfrutar de un sándwich fresco y delicioso.
Pasta al gusto. Es un platillo sencillo y rápido de hacer que depende del gusto para realizarlo, ya que puede ser con simple crema o salsa, hasta con champiñones o carne molida, además de que puede comerse frío o caliente.
Huevo. Este tiene muchas variantes y suele despedir olores profundos, pero al realizarlos como omelets o en tortillas pueden darte un sabor diferente al habitual y evitar pestes.
En el mercado actual existen diversos envases que te ayudan a portar tu comida separada para que llegue fresca a la hora de la comida, esto sin ser muy grandes y ocupar demasiado espacio en tu mochila o bolsa.